Para entrenar

lunes, 24 de agosto de 2009

REFLEXIONES SOBRE EL MUNDIAL DE ATLETISMO

En una programación televisiva cutre donde hemos cambiado "la Clave" por Gran Hermano, el Mundo submarino de Cousteau por Corazón Corazón y en lo que a deportes se refiere no existe más que Fútbol, Ténis y F1, era de esperar que eventos de la importancia de un Campeonato del
Mundo de Atletismo se tratasen con la misma desgana a que nos tienen acostumbrados. Ver la 2 con 10 minutos de atletismo y 10 de anuncios ha sido una dura prueba para nuestra paciencia. Pensaba que la TDT nos traería algunas facilidades como saber de antemano la programación y así es salvo que luego el horario suele traer hasta una hora de retraso con la emisión lo que nos hacía desesperarnos de nuevo mientras aprendíamos las costumbres del pulpo gigante de la Columbia Británica. Menos mal que uno de los comentaristas ha sido Antonio Peñalver, medalla Olímpica en Decathlón y actual Consejero de deportes del Gobierno Autónomo de la Región de Murcia que nos iluminó con excelentes comentarios técnicos sobre algo que conoce muy bien y no como mero expectador como es el atletismo profesional. Del otro comentarista cuyo nombre no he querido indagar decir que está en la línea de los comentaristas deportivos que hacen del lenguaje un guiñapo y nos apedrean con contínuos barbarismos del estilo de "muy mucho" que supongo deriva del "very much" anglosajón pero que en español es incorrecto y redundante con el que nos regaló durante toda la semana. Cultura y deporte son un binomio que considero inseparable ya que no hay nada más triste que oir a una estrella del futbol (¿crack?) ,que gana mas en un año que el PIB de muchos paises, balbucear naderías a un micrófono a través de la ventanilla de su Ferrari.
Decían los antíguos griegos, que de olimpiadas sabían más que nadie : "Educa un niño en la música y lo harás un enclenque, edúcalo en la gimnasia y lo harás una béstia, edúcalo en la música y en la gimnasia y lo harás un hombre". Esa idea de cultivar el cuerpo y la mente es la que flaquea en nuestro pais y en las escuelas predominan los deportes en los que con un patio de hormigon y una pelota tienen instalaciones para rato. Por eso no hay cantera y en consecuencia hay pocos atletas que estén en la élite mundial. Sólo se invierte en deporte cuando hay una olimpiada en nuestro pais (y ésto se busca para promocionar la ciudad, no el deporte español) y ése récord de medallas de Barcelona 92 dudo que vuelva a repetirse.
En mi pueblo hay campos de futbol de hierba, de tierra, de cemento, de futbito, cubiertos, etc. En cambio no hay un lugar donde practicar ninguna de las modalidades de Atletismo, ni piscina para natación ni atisbos de que los vaya a haber en un futuro. Supongo que en la misma situación se encontrarán la mayoría de los pueblos de España. Y digo la mayoría porque en algunos sí que se preocupan por el fomento de otros deportes no mayoritarios pero siempre es gracias a la lucha de algún loco idealista. Los Gobiernos Autonómicos suelen tener instalaciones de Alto Rendimiento para sus deportistas, pero para que éstos lleguen ahí deben de salir de promociones escolares y ésto no ocurre con la frecuencia necesaria por lo expuesto anteriormente.
Así que ¿cómo vamos a querer que los atletas españoles triunfen si nuestros hijos nunca han saltado longitud, altura, las únicas jabalinas que han visto son las de las películas de Tarzán y desconocen lo que és un disco, un martillo, una pértiga y demás artilugios utilizados desde la Grecia clásica?
Obvio es que nunca estaremos a la altura de Estados Unidos donde un buen deportista es fichado por las mejores universidades y se le ayuda dándole flexibilidad en sus estudios para que pueda compaginar ambas cosas.
Pero para que una joven promesa se decida por invertir su tiempo y su dinero en una disciplina deportiva es necesario que durante su edad competitiva gane un salario justo con posibilidades de una paga cuando se acaba su vida deportiva y habiendo recibido suficiente formación y estudios para ganarse la vida fuera del deporte si así lo desea. Tan inmoral me resulta la barbaridad que gana un futbolista o un tenista o un piloto famoso como lo poco que gana un campeón del mundo de Atletismo (a menos que seas popular como Bolt, o Isinbaeva y tampoco es tanto)
Bueno, si has llegado hasta aquí leyendo significa que además del deporte te guste leer por lo que te merecerías un premio por aguantar semejante rollo. Supongo que además estarás en algo de acuerdo con la situación que planteo por lo que pido que en la medida de lo posible estemos siempre abiertos a apoyar al deporte para dar a nuestros hijos la posibilidad de crecer con una mente sana en un cuerpo sano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada