Para entrenar

lunes, 26 de octubre de 2009

ORIMUELA 09 PA HABERNOS MATAO

Sabía que iba a ser dura pero no me acordaba de cuánto. El dia fue espléndido con un sol de justicia y la salida a las 10 que eran las 11 el dia antes por lo que pegaba de lo lindo. Un total de 272 atletas llegaron a la meta aunque fueron muchísimos los espectadores que subieron caminando para no perderse la carrera. En algunos tramos tuvimos que ir andando ya que solo podían pasar dos a la vez por la senda y hubo algun embotellamiento.La pendiente llegó a ser del 36% por lo que podeis haceros una idea de la paliza. Finalmente Valentín Soriano llegó a la cumbre en tan sólo 31 minutos y yo en 38 . Noemí, mi mujer, subió a la cumbre cargada con el pequeño Lluc, pañales, toallitas, agua y comida y Manuel con sólo 4 años subió caminando. He de decir que contínuamente tuvieron que pararse y apartarse del camino para dejar paso a los que bajaban, que olvidando las más elementales normas de conducta en la montaña, en una carrera y en la vida, pasaban avasallando a los que todavía estaban realizando el esfuerzo de subir cuando ya para ellos había terminado la carrera y no había prisa alguna. Desgraciadamente ser deportista no es sinónimo de deportividad ni garantiza la buena educación. Eso es una asignatura obligatoria en toda escuela deportiva que se precie.
La organización perfecta y el recorrido precioso. Un 10 para esta carrera que repetiré el año próximo si dios quiere.
VALENTÍN SORIANO EN LAS PRIMERAS CUESTAS
NOEMÍ, LA MÁS VALIENTE

UN SERVIDOR ACHICHARRADO


VALENTÍN TODAVÍA TENÍA FUERZAS PARA REIR

4 comentarios:

  1. Y más después de la vuelta en bici, makina

    ResponderEliminar
  2. Muy buena, yo era la primera vez que la hacía y pienso repetir...
    Sólo espero que el año que viene haga un poco más de fresquito mañanero, que parecía que estábamos en agosto...
    Hasta el año que viene familia.

    Una tragamillera

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario tragamillera y seguro que nos veremos el año próximo en la cumbre, la vista lo merece y aunque hace calor se puede combatir con una caña fresquita en alguna de las terrazas de Orihuela. Hasta Pronto

    ResponderEliminar